You are here

 
 

Caracterización molecular de las Canalopatías en Costa Rica

Investigadora principal:

Dra. Patricia Cuenca Berger.

Investigadores asociados:

M.Sc. Melissa Vásquez Cerdas, Dr. Fernando Morales Montero, M.Sc. Andrey Sequeira Cordero, M.Sc. Rebeca Vindas.

Investigadores colaboradores:

-Roberto Brian Gago, Médico pediatra, especialista en Neurología. Escuela de Medicina, UCR y Hospital Nacional de Niños, CCSS.
-Mauricio Sittenfeld Appel, Médico, Neurólogo y Neurofisiólogo. Escuela de Medicina, UCR y Hospital San Juan de Dios, CCSS.
-Huberth Fernández Morales, Médico Neurólogo, Hospital Calderón Guardia, CCSS.
-Gerardo del Valle Carazo, Médico Neurólogo y Neurofisiólogo. Clinica Neurolab.
-Prof. Tetsuo Ashizawa, Jefe Departamento de Neurología, University of Florida, USA.

Se ejecuta con la colaboración del HSJD, el HNN, el HCG y la Clínica NEUROLAB

Descripción:

Vigencia del Proyecto: 01/01/09 al 31/12/2013

Dentro de las enfermedades musculares hereditarias discapacitantes, las condiciones miotónicas son un grupo importante debido a su frecuencia en la población. Estas condiciones se caracterizan por presentar el fenómeno de miotonía, esto es, un retraso en el tiempo de la relajación del músculo esquelético después de una contracción voluntaria o la estimulación mecánica. Las miotonías hereditarias son condiciones clínicamente muy variables, variabilidad que va desde cuadros clínicos típicos hasta cuadros clínicos muy difíciles de diagnosticar.

La mayoría de los pacientes afectados con miotonía son diagnosticados principalmente con la distrofia miotónica tipo uno (DM1), la distrofia muscular hereditaria más común en el adulto joven. Sin embargo, hay muchas otras enfermedades hereditarias que presentan miotonía y otros síntomas similares a la DM1 pero que son causadas por defectos genéticos diferentes, o sea, mutaciones en otros genes que también producen miotonía, lo cual complica el diagnóstico, ocasionando a menudo que algunos pacientes afectados con una condición miotónica sean diagnosticados con otra enfermedad que no es la que ellos están padeciendo realmente, retrasando de esta forma, el diagnóstico clínico correcto. Como consecuencia de esto, es que el manejo y seguimiento clínico de cada paciente no se lleva a cabo de la forma más adecuada. Sin embargo, el uso de herramientas moleculares permite realizar diagnósticos más certeros. El diagnóstico clínico apoyado con el diagnóstico molecular contribuye con una adecuada clasificación clínica de los pacientes, lo que abre la posibilidad de mejorar su manejo clínico, permitiéndoles recibir las medidas terapeúticas y de rehabilitación adecuadas según su diagnóstico, ya que por ejemplo a diferencia de pacientes con DM1, las personas afectadas con otra condición miotónica responden bien al tratamiento con medicamentos, lo cual les ayuda a mejorar su calidad de vida.

Dentro de las miotonías hereditarias existe un grupo de siete enfermedades que colectivamente se han llamado canalopatías, debido a que son causadas por mutaciones en genes que codifican para proteínas de canales iónicos dependientes del voltaje (canales de sodio y cloruro), por lo que los canales tienen un funcionamiento defectuoso.

Desde 1998, en el Instituto de Investigaciones en Salud (INISA), se han identificado 85 familias afectadas por una condición miotónica. Estas familias fueron tamizadas para la mutación en el gen DMPK que causa la distrofia miotónica tipo 1 (DM1) y 16 resultaron negativas. Gracias a un análisis genealógico detallado y mediante una descripción clínica más precisa, hoy sabemos que 4 familias fueron mal diagnosticadas clínicamente como afectadas con una condición miotónica. Así, en total, hay doce familias en las que los pacientes tienen miotonía como signo principal, pero según el diagnóstico molecular son negativas para DM1.

Con este proyecto se buscarán mutaciones en los canales iónicos de sodio y cloruro, que puedan estar causando el fenotipo miotónico en los miembros afectados de estas doce familias y de otras que eventualmente sean referidas al INISA, para así lograr el diagnóstico clínico correcto, determinar cuáles mutaciones son más frecuentes, determinar la relación entre las distintas mutaciones y la severidad de la enfermedad y brindar asesoramiento genético a las familias afectadas.

Centro de Investigación en Neurociencias © 2015 - Universidad de Costa Rica